Vol.2 REGLAS DE ETIQUETA EN EL SET DE GRABACIÓN

REGLAS DE PLATA:

Asegurar el Set

La protección del espacio de trabajo es una actividad común y recurrente para los asistentes de producción. En este caso, la tarea es proteger el perímetro del plató y evitar interrupciones que puedan estropear el rodaje.

Por lo general, te darán un transmisor, un poco de agua y algo de comida. Luego te enviarán a una puerta o alguna entrada. Comunícate con el subdirector y hazle saber que todo está en su lugar. Todo lo que falta es esperar a que digan «rodando» y asegurarte de repetirlo en voz alta y clara para que las personas que te rodean puedan escucharte. En ese momento has protegido el set.

Una vez que esté arreglado y la cámara esté rodando, usa gestos físicos para comunicarte y hacerles saber a las personas cuándo deben acercarse, detenerse, hablen o se callen.

Aquí puedes usar cualquier gesto que desees para hacerte entender. Cuando el asistente de dirección diga «corte», repítelo en voz alta y clara para que las personas puedan llegar a donde quieren ir entre tomas.

Cuando estás en exteriores, las cosas se complican un poco. Lo más seguro es que conozcas a personas a las que no les importa lo que estás haciendo. Son personas que no comprenden, o no quieren comprender tus señales, y no les gusta que les pidas que permanezcan en silencio. Sé siempre cortés y empático(a), pregúntales si les importa permanecer en silencio durante unos minutos y explícales por qué. Comenzar una discusión solo irá en contra de lo que originalmente se quería lograr.

via GIPHY


Cuidar al talento

Cuidar el talento es como casi convertirse en su sombra, sabiendo siempre dónde y qué están haciendo.

El primer paso es encontrarlos y presentarte, explicarles quién eres. Puedes resolver cualquier problema que surja, y puedes aceptarlos por completo. Sabemos que parece la descripción de las funciones de una niñera, lo cual es cierto en cierto modo.

El estado mental de los actores es muy importante para la producción. Ellos necesitan estar concentrados y relajados, esto significa enviar a un asistente de producción neutral, para que les transmita la información que necesiten saber en el tiempo y espacio adecuado.

Cuando se trata con talentos, de alguna manera tenemos la responsabilidad de hacerlos sentir cómodos y felices. Si un talento no está contento, se perderá mucho tiempo y dinero.

Si otras personas del equipo de producción descubren que el asistente de producción ha causado molestias al talento, es muy probable que el equipo se ponga en contra de este sujeto, sin importar que el inconveniente haya sido intencional o no. Siempre es importante tomar esto en cuenta para no ganarte el odio de tus compañeros por el retraso de una pauta.

Afortunadamente, hay una enmienda al estatuto del asistente de producción, también conocida como la cláusula: «por favor, no mates al mensajero». Siempre que tu talento se ponga tenso, apégate a esta corrección, porque estarás al mismo nivel, es decir, esclavizado por una producción malvada y desorganizada. Simpatiza con las personas talentosas e insiste en que no puedes creer que quieran hacer otra toma, pero dejar claro que solo estás enviando un mensaje.



Gripería

Es probable que en algún momento te pidan que ayudes a los técnicos. Lo más seguro es que te pidan que levantes objetos pesados, los muevas y los pongas en otro lugar. Desde el momento que comienzas a ayudar, estás bajo el mando de un electricista, escúchalo y haz exactamente lo que te indique.

Hay una razón por la que es posible que no comprendas por qué las cosas se hacen a su manera. Simplemente haz lo que te digan y luego trata de entender. Cuando debas envolver cables, usa siempre guantes, pero no los guardes; llevar cables te convertirá en un aprendiz de técnico más rápido de lo que un productor puede marcar números de teléfono.

Errores

Siempre te vas a equivocar. Lo importante es saber cómo reaccionar cuando esto suceda y ser asertivo(a). Por ejemplo:

Si es la primera vez que te toca dirigir una segunda unidad de filmación, digamos, es necesario hacer unas tomas de complemento con un lente anamórfico. Supongamos que en una de las tomas al asistente de cámara, que está bajo cargo, se le olvidó hacer un efecto con el lente anamórfico.

Una forma sencilla de no tener que cargar con esa responsabilidad es que inmediatamente se culpe al camarógrafo, provocando que la gerencia de producción reaccione negativamente hacia quien realmente se sabe que tenía esa responsabilidad: tú.

Si esta situación u otra similar llegara a ocurrirte, lo mejor es aceptar la responsabilidad de la falla con honestidad y aprender de ello para no repetir el error. Esto es una muestra de que cuando subes la escalera de mando y te dan más responsabilidad, debes aprender a amortiguar los errores cometidos por otros, especialmente cuando están debajo de ti.

Cuando cometas un error como asistente de producción, debes tener inteligencia emocional y manejar la situación con madurez, sin excusas. Solo asume toda la responsabilidad y discúlpate. Esta es una señal de que las personas que están por encima de ti saben que puedes manejar las responsabilidades implícitas de ser un líder.


via GIPHY


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.